Los libros son pequeñas llamas que nos inundan de una luz prodigiosa.
Los libros pueden quemarse y también nos pueden quemar por dentro.
Los libros flotan en el espacio a la espera de ser inflamados.
Los libros son fuegos fatuos.

Nueva publicación

Los testimonios de supervivientes de campos de concentración son verdaderos actos de resistencia contra el olvido. La memoria se transforma en una energía que nos induce a actuar en el presente sintiendo el pasado como algo propio.  En el caso de "Era la noche", Pedro Martín tuvo la valentía de aceptar responder todas las preguntas de los historiadores Jean-Pascal Auvray y Anne Guellec, para dejarnos así la historia de un hombre atrapado en su tiempo, un hombre valiente que mantuvo, a pesar de todo, la dignidad intacta hasta el final.

Pedro Martín, hijo de emigrantes españoles asentados en Aubervilliers (Francia), entra en la Resistencia contra la ocupación nazi de Francia. Tras numerosos actos de sabotaje, es arrestado por la Gestapo y enviado a Compiègnes, desde donde lo deportarán a Sachsenhausen. Tras dos años trabajando en la fábrica de aviación Heinkel, Pedro Martín es liberado por el Ejército Rojo. Tras pasar meses debatiéndose entre la vida y la muerte en hospitales improvisados, logra reinsertarse en la sociedad. y crear una familia en Falaise, Normandía.

A esta larga entrevista, los profesores de Historia Jean-Pascal Auvray y Anne Guellec, añadieron notas informativas y documentos, para completar así un testimonio del que Pedro Martín confiaba que tuviera difusión en las nuevas generaciones.